Siro

dibujo - pintura - video

Anatomías

1999-2005

acerca de esta serie

Anatomías

    

     En mi trabajo pictórico “Estructuras” donde mi tarea es indagar el espacio, hacia adentro o hacia fuera, en busca de mundos diminutos que según la distancia y el punto de vista y mi situación como observador se volvían mundos enormes, infinitos e inabarcables, se hizo cada vez más patente la presencia de mi propio cuerpo, mi estructura anatómica, mi conformación estructural matérica como espacio proyectado del exterior y vórtice de entrada a nuevos universos. Y la fascinación por escarvar y adentrarme en lo visceral, como si buscara el secreto que nos hace humanos, dio lugar a la serie “Anatomías”.

Estudio 1999-2004

      

     En “Anatomías” cada dibujo estaba hecho como un documento, firmado, timbrado y fechado, y que yo quise dejar patente como una necesidad de búsqueda en el cuerpo, como el registro de un proceso. Tenía la sensación de que en la carne quedaba impresa de algún modo la naturaleza de los desplazamientos y las transformaciones en el campo de lo sutil. De cierto modo sentía que cada dibujo-documento era un registro material de un sentir personal, el registro de un acontecimiento vital acaecido en el campo del sentir, del pensar. Levantar la piel, urgar, indagar, escarbar, remover, rascar, fisgar, profundizar para encontrar en los huesos, las fibras cartilagenosas y musculares, los tegumentos, las mucosas, los fluidos; la marca patente, la señal inequivoca de que todo acontecimiento ocurrido en la vida de una persona genera una transformación en su carne, modifica su estructura, deja una señal. Todo un proceso vital donde separar tegumentos a fuerza de plumillas y rotuladores, hincar los pinceles en las mucosas y huntar las visceras en óleos, fue una manera más de intentar conocer la naturaleza indescibfrable de lo humano. Ya podían ser estructuras de hormigón, hierros o cartílagos, no podía escapar de la maraña del laberinto de la carne, efímera, densa y confusa siempre. En la serie Fenocopias, con nuevos materiales, con nuevas herramientas, en el vacío blanco del infinito que queda tras los derrumbes, el viaje perdió densidad y peso, y comienza un trabajo más de descubrimiento, más por un acto de atención que por insistencia en hincar las manos desesperadas en la tierra (Ver video Handmade).

 

 

Siro.

-Cuadernos de Apuntes-

© Copyright-Siro